Hoja de Ruta


Es fácil perdernos en un mundo de personalidades, de fama, de la cultura de lo nuevo, lo último y lo más moderno. Es fácil perdernos en un mundo en caos...

a la final resultamos siendo perseguidores de lo que (en medio de un mar de información) nos parece lo más atractivo, lo más interesante y la idea más traída de los cabellos... eso es, pensamos, lo que nos va a llevar a ser eso que tanto anhelamos... que en medio de todo, ni siquiera sabemos qué es. Un mundo convulsionado. ¿Dónde encontraremos un faro de luz, una esperanza que nos guíe al siguiente paso de la vida? porque... la verdad, perseguir la vida así es agotador y no conduce a ninguna parte. Tenemos que volver al diseño original. Y créeme, aunque parezca la persona más centrada y que va a por ello... también me he perdido.

Tuve que hacer un alto en el camino... un alto involuntario que llevó miles de cambios, pesadillas, momentos graciosos y experiencias fascinantes. Y, a pesar de ello, no lograba encontrar la ruta que me llevaría a mi destino.

La competitividad y la competencia. ¿vale la pena esforzarse tanto? , al fin y al cabo hay demasiadas personas que pueden hacer lo mismo, tan bien, y tan diferente... pienso que la vida no se trata solo de eso. Tómate un respiro, analiza, mira y descansa. Está bien, no es malo... es necesario. Al fin y al cabo, la vida no se trata de correr de un lado a otro hasta que demos nuestro último respiro. ¡No!. La vida se trata del camino que recorres, y aún más de llevar a cabo el propósito por el que estás aquí. La ciencia dice que nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos... y vaya que tiene razón... desde la biología por lo menos... pero no subestimes el concepto. La vida es mucho más que eso!

No es casualidad que estés en este mundo. No es casualidad que seas como eres. La manera en la que fuiste formado, con tus habilidades y necesidades te hacen único. Fuiste diseñado para un propósito mayor. Ya basta de estar comparándote. No eres ni serás otra persona. No puedes ser algo que no es tu esencia. Puedes, sin embargo, llegar a ser, la mejor versión de ti mismo. ¿Necesitas una hoja de ruta? aquí te la dejo: - ¿Quién soy? - ¿Qué quiero hacer realmente? - ¿Qué necesito para ello? - ¿Qué debo hacer? - ¿sobre qué o quién tengo responsabilidad? No olvides que el cielo es de los VALIENTES. Sólo los guerreros lo arrebatan!


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo