• PianoPau

Estudiar en el extranjero - parte 1

Actualizado: feb 10

Una de las preguntas más frecuentes que recibo es: ¿qué necesito para estudiar en el extranjero?

Te diré algo, no todo el mundo necesita estudiar en el extranjero. La experiencia de salir y vivir en un lugar lejano, hablar otro idioma y vivir en otra cultura NO es para todo el mundo.


Cinco claves para analizar si debes estudiar en el extranjero de acuerdo con tu perfil:

1. ¿Cuál es tu sueño? Si tu sueño tiene su alcance y desarrollo en tu país, no es necesario salir. Los títulos son papeles, y no definen lo que eres. Lo que realmente importa, es tu desarrollo personal independiente del sello de una institución. Muchas personas en el mundo no tienen un título universitario y han desarrollado un gran potencial e influencia internacional. Conocí a una chica que quería salir de su país, cuando le pregunté por el tipo de aprendizaje que quería tener, dijo que quería dedicarse a interpretar música autóctona. Le dije: "no es necesario salir. En casa encuentras la fuente de tu desarrollo. En el extranjero no te van a enseñar mejor lo autóctono."

2. ¿Has alcanzado el tope en casa? Una de las motivaciones para salir al extranjero, fue el de haber alcanzado un límite para el desarrollo en mi país, para avanzar necesitaba un bonus, conocimiento y experiencia adicional que no podía recibir en casa. Esto me motivó a buscar en otros lugares alternativas de estudio y práctica laboral que potenciaran mi perfil. Si has alcanzado todas las metas posibles en tu entorno, es hora de dejar el confort, y buscar nuevos horizontes.

3. ¿Soy adaptable? Para nadie es un secreto que vivir en un lugar lejano es un desafío. En tiempos de paz y con mayor razón en tiempos violentos. Adicionalmente, temas como el financiero, la seguridad del núcleo familiar, las diferencias culturales, entre otros, pueden hacer del sueño una pesadilla. Hay condiciones ideales donde puedes estudiar con una beca y dedicarte al aprendizaje, pero no siempre es el caso; a veces tienes que trabajar y estudiar, lo que limita el tiempo que puedes dedicar al aprendizaje. En cuanto a la cultura, es siempre enriquecedora, sin embargo, puede ser también arrolladora incluso cuando hablas el mismo idioma. El idioma no es el único aspecto importante de la comunicación, hay que reconocer que los comportamientos, los hábitos y la manera de pensar, son puntos a tener en cuenta a la hora de llegar a otro país. Si no tienes la habilidad de ser adaptable, es mejor que te quedes en casa y te ahorres dolores de cabeza. + Tip: Prueba a escala! Haz un semestre de intercambio en tu misma ciudad o país. Te darás cuenta de qué tan adaptable eres. En mi caso, hice cursos cortos y participé en festivales para acercame a la cultura del lugar.

4. Pide Consejo Tomar la decisión de vivir en otro país es una decisión radical que conlleva grandes cambios. Por ello es importante pedir consejo. Pero... ¿a quién? Bueno, pues en este punto deberás escoger muy bien a la gente que consideras sabia en tu entorno: Los que mejor te conocen, los que tienen experiencia en tu área de conocimiento, los que ya han vivido en el extranjero, los que están arriba en tu pirámide de jerarquías, etc. Esto es importante, ya que tus contactos más cercanos pueden darte una perspectiva diferente, y apoyarte con ideas que no tuviste en cuenta a la hora de pensar en el siguiente paso en tu vida. También pueden ratificar que estás tomando la decisión correcta al querer salir a explorar nuevos horizontes.


5. Verificar programas académicos Tal vez te enamoraste de la idea de una ciudad o lugar determinado. Es hora de dejar el romanticismo a un lado, pensar con cabeza fría y hacer la tarea. Compara programas académicos. ¿Estás seguro de que tu estudio no tiene un programa similar en tu lugar de origen? ¿ni en otra ciudad de tu país? tal vez no tengas que ir tan lejos para recibir una educación de calidad. Otro aspecto importante es verificar el costo-beneficio. En mi caso personal, estaba totalmente enamorada de la escuela inglesa y estadounidense; sin embargo, después de una búsqueda exhaustiva, llegué a la conclusión que podía recibir educación de calidad similar sin pagar tanto en países como Alemania o Suiza.

Lo más importante es preguntar, investigar, analizar todas las posibilidades para ir con paso firme!


Si has hecho todo esto, y aún quieres estudiar en otro país... Atento! en mi siguiente Blog te doy tips y consejos. o si tienes preguntas, escríbeme y en mi siguiente entrada te respondo :)